miércoles, febrero 24, 2010

credibilidad

mi malentendido con la vida, quizás, (con el paso de los años, me resulta más claro), no consistió en la hipocresía, de los otros, sino en mi credulidad,
mi madre siempre me decía: "vos sos muy confiada", con un tinte que sonaba a destacando el error, más que exaltando una virtud...
y sí, rebelde de mí, respondía: es bueno confiar...
no me he defraudado tanto... por confiar...
me ha resultado bueno, confiar, no conozco otro modo de relacionarme con las personas...
desconfiar de las personas...
no sirve, madre...
y se abria un interrogante, mezcla de certeza y duda...
y ella me destacaba, elaboraba una larga lista de los que me habían defradado...
y nos enojábamos,
y buscaba en mi interior, quizás, ... en esa pugna, ...
y ella archivaba mis fracasos...

y ese...?¿
y ese...?¿
y esa...?¿

uu..qué inevitable es el dolor...

mitad verdad, mitad mentira....

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Landahlauts said...

Una de esas cosas malas y buenas de la vida es que, aunque el mejor de los pintores no explique como aplicar los colores... es un lienzo en blanco que al final hacemos a nuestro gusto (o, casi...)

Todas ellas archivan nuestros fracasos. Pero, ¿te fijaste que son las que mejor nos lo soportaban?

Saludos, Madreselva.

4:16 p. m.  
Blogger madreselva said...

uuuuuuuuuu..Land, qué te respondo..?¿?

6:30 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home


  • Contador web

  • Contador Gratis Creative Commons License
    Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 2.5 Argentina.