domingo, diciembre 06, 2009

El placer de estar contigo (1995)

uno que puede tornarse un poco misógino, que sabe cómo seducir a las mujeres, pero después tiene miedo". luce en Mr. Arnaud.

"París es casi el constante escenario de mi cine porque es la ciudad que mejor conozco, y en sus calles, en sus cafés y en sus reuniones encuentro esas criaturas castigadas por la soledad y el aislamiento". luce el director Claude Sautet,
Michelle Serrault (Mr. Arnaud) es excelente, y Emmanuelle Beart (Nelly), esta pareja, tan particular, muestran la diferencia de edad, para refugiar en ello la complejidad del encuentro, Nelly, tiene un romance con un joven de su misma edad, y es tan complejo como el otro. Es sensual el encuentro de estas dos personas, que son empleador/empleada, sorprendente, logra captar y dar una pincelada sobre la fugacidad, en tanto se los puede apresar, se vuelven esquivos, sugerido por Bertolucci en El último tango en París,
una delicia, una delicia, este hombre, Michelle y Emmanuelle logran una unidad, de bordes estremecedores, el movimiento constante y permanente de Mr. Arnaud, dictando el libro, que Nelly tipea, muestran a un director de excelencia, ahora que escribo sobre ello, tengo que abstraerme de las sensaciones, las miradas, el tiempo de la mirada. el final, poco estruendoso, las personas se pierden, naturalmente y con dolor en el rostro, fugaz es ese momento, y la gente en la calle, que abraza, en las grandes ciudades.
nomás que, ayer pensaba en hacer críticas de cine, y hoy no, no lo sé.
es que vivo la película, y dejo de serlo, y ya no puedo tomar distancia para hablar de ella, para ser crítico hay que estar dividido, o que no te haya gustado, describir lo que me produjo, y... no lo sé, me emocionó y está bueno, emocionarse, me parece agregaría, sí, algunas frases, o gestos, las cejas de la muchacha, no tan bella, como de las personas, tengo fotos de sus gestos, de sus movimientos, me gusta el movimiento de las personas, y la mirada, cómo miran...y entonces los veo como si estuviese allí, no puedo ubicarme como expectadora, que ya supone una separación, la sala, la pantalla, y si todo eso me sucede es porque me gustó a medias...como las personas, si me gustan mucho las personas, y dejo de verlas... no sé hablar de eso, ni puedo....si hablo de algo, es quizás porque no pude protagonizar, viste que hay personas con las que la cosa está complicada por algo, y te dividís y las mirás como si se pudiese mirar desde afuera, y hablar de eso, ajeno, alienus...de algo te estás defendiendo, antes me pasaba con todo el mundo, después fui lentamente volviendo a querer estar en el mundo y me sucede menos...
(...cuando era chica/jovencita, salía del cine caminando como las protagonistas, hasta que mi hermana, me daba un codazo...)

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home


  • Contador web

  • Contador Gratis Creative Commons License
    Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 2.5 Argentina.