viernes, abril 23, 2010

narciso y la diosa eco (Dolina)

Narciso era hijo de la ninfa azul llamada Liríope, a la que el dios fluvial Zéfiso, había envuelto una vez, con los remolinos, y cuando la tuvo atrapada con las corrientes, la amó. De esa unión nació Narciso.
El adivino Tiresias, el más célebre de los adivinos griegos, le dijo a Liríope, la mamá de Narciso, lo siguiente:

"...tu hijo, podrá vivir muchos años, bajo la condición que nunca se contemple a sí mismo..."
Cualquiera podía enamorarse de Narciso, porque era muy, muy hermoso, Cuando tuvo 16 años, su camino estaba sembrado de amantes rechazados…rechazaba cruelmente a los amantes que caían a sus pies…
Tal era el obstinado orgullo que sentía de su propia belleza, y consideraba que nadie estaba a su altura para recibir su amor.
Entre los enamorados de Narciso estaba la ninfa Eco.

La historia de Eco: cuentan que ya no podía hacer uso de su voz, solamente podía usar su voz, para repetir lo que otros decían, no tenía discurso propio…
Por qué le ocurría, por un castigo. Zeus, el príncipe de los dioses, andaba con unas ninfas, Eco era usada por él para entretener a Era, su mujer, contándole cuentos, mientras él se iba por’ai. Era se dio cuenta de lo que estaba pasando, y dijo:
Por haber ayudado a mi infiel esposo, te condeno a que solamente hables para repetir lo que otros han dicho.

Un día que Narciso salió a cazar ciervos, con unos compañeros, la ninfa Eco, lo siguió de cerca, por el bosque, tratando de no ser vista, intentó hablarle, pero a causa de su castigo, su condición, le impedía…hay alguien ahí….ahí…(repetía Eco, tratando infructuosamente de hablar con él)
Finalmente Narciso dijo: juntémonos aquí.
Eco salió de donde se escondía, para abrazar a Narciso, pero la apartó violentamente diciendo:
Prefiero morir antes de acostarme contigo.
Eco pasó el resto de su vida en cabañas solitarias, consumiéndose de amor, y mortificada, hasta que sólo quedó su voz, ella desapareció, lo único que quedó de ella, fue su voz.,
repitiendo la última frase de todo lo que oía…
Las doncellas rechazadas por Narciso, tomaron la desgracia de Eco, como emblema y pidieron venganza….al cielo
Pidieron a los dioses, pero los dioses rechazaron la solicitud.
Las novias despechadas, esperaron otro rechazo, para que las divinidades, concedieran el castigo.
Un día Narciso, mandó una espada a Aminias, un pretendiente, el más obstinado, pero el señor Aminias, quería a Narciso y no espadas. Al ver aquella espada, que era lo único que podía poseer de Narciso, decidió usarla para matarse…en el umbral de la casa de Narciso, implorando a los dioses que vengaran su muerte…
La diosa Artemis, escuchó la súplica, e hizo que Narciso se enamorara, aunque le negó la posibilidad de consumar su amor.
Un día Narciso llegó a un arroyo, claro, en Tespias, un arroyo que nunca era perturbado ni por el ganado, ni por los pájaros, ni por las fieras, ni siquiera por las ramas dobladas que le daban sombra. Se inclinó sobre la orilla, para tomar agua, se enamoró de su propio reflejo, al principio intentó besar y abrazar al joven que tenía enfrente, pero entonces se dio cuenta que era él mismo, permaneció tumbado y embelesado, hora tras hora, y dice Graves: cómo poder soportar el hecho de poseerse y no poseerse al mismo tiempo.

El dolor lo consumió, un poco se regocijaba, sabiendo que su otro yo le sería fiel, pasara lo que pasara.
Aunque la ninfa Eco nunca lo perdonó, compartió las exclamaciones de dolor de Narciso, cuando él se clavó una daga en el pecho, sólo por no poder conseguirse a sí mismo, dijo:
Ah…joven amado en vano, adiós…
Y Eco, dijo:
Ah..joven amado en vano, adiós
La sangre de Narciso empapó la tierra y de ella nació el narciso blanco.
Según Pausanias, del narciso se desprende un bálsamo. Para curar,
Un último detalle, aún en el Estigia, uno de los ríos de infierno, Narciso, trata de contemplar sus rasgos amados, pero las aguas se mueven, está siempre agitado, no le permiten verse,
Narciso Tratando de mirarse en las aguas infernales….Del mismo río que los dioses utilizan para jurar…

A quién dedicarlo: (Dorio) el primer movimiento de dedicatoria:
- A las personas que son antípoda del narcisimo, las desprendidas, desaprensivas respecto de sí mismos, que hacen un alarde de esto, sería un error, ante un ascetismo así, aparece sospecha. “soy el más humilde de todos, Ud. no va a encontrar otro más humilde que yo…”
(De San Francisco hasta la Madre Teresa). Pero es sospechado
- Pensar en una especie de ultra versión del narcisismo, aquellos narcisistas que a tal punto lo son, que esconden su acción heroica, su efecto maravilloso, escondiéndose, para que sólo ellos puedan contemplar la verdadera dimensión y la grandeza de su persona..tienen gesto de grandeza en el mayor secreto. Que han preferido ocultar algo de su obra literaria, (Kafka…por ej.)
- El eco que se haga de ellos, sin mencionar su nom…bre…
Para ilustrar de De lo que me costó el amor de Laura. de Alejandro Dolina:
Le hablaré de Laura.

Etiquetas:

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home


  • Contador web

  • Contador Gratis Creative Commons License
    Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución 2.5 Argentina.